¡Recarga en casa le decimos todo!

Tener un vehículo eléctrico es bueno, pero saber dónde, cómo y a qué precio puedes recargarlo es mejor. En este artículo te explicaremos primero los diferentes tipos de enchufes para poder recargar tu vehículo eléctrico en casa. Después sabrás por qué es más rentable cargar tu vehículo en casa con la caja de e-nergyze.

Los diferentes tipos de enchufes para cargar tu vehículo eléctrico

Es importante conocer los diferentes tipos de enchufes para saber cómo cargar correctamente su vehículo eléctrico.  Tanto si tienes un coche como una moto o un scooter eléctrico, puedes cargar tu vehículo en un enchufe doméstico estándar con el cable de carga que te han proporcionado. Este tipo de enchufe favorece la recarga lenta.

La toma de tipo 2 es la más utilizada. Suele estar situada en el lateral del vehículo y en la estación de carga.

También puedes cargar tu coche eléctrico en un wallbox (recomendado por los profesionales por razones de seguridad). Sin embargo, ten en cuenta que un wallbox cuesta al menos 500 euros (a estos costes hay que añadir la instalación y el mantenimiento). El punto positivo del wallbox es la rapidez de la recarga.

¿Qué recomendamos?

El 90% de los conductores de vehículos eléctricos recargan en casa, por lo que es importante conocer las opciones disponibles.

Para no dañar la batería de tu vehículo y, por tanto, su rendimiento, te recomendamos que optes por la recarga lenta (hasta 7,4kW). En efecto, las recargas rápidas tienden a dañar más rápidamente las baterías. Por lo tanto, opte por una recarga lenta de su vehículo durante las horas de menor actividad (por la noche, por ejemplo, para poder salir al día siguiente con el vehículo cargado). Cuente 1,5€ por 100 km recargados en horas valle y 1,75€/100km en hora completa.

Instale un enchufe Green’up de Legrand (70€) en su toma de corriente doméstica. Esto le permitirá recargar la batería de su vehículo al 50% en menos de 8 horas.

¿Por qué la solución e-nergyze es adecuada para usted?

Sólo se trata de una caja para instalar y no de una estación de carga. Por tanto, los costes de instalación se dividen por 3 y la caja ocupa menos espacio que una estación de carga. Es una carga lenta pero la batería de su vehículo no ha sido construida para soportar un gran número de cargas rápidas.

Por sólo 279 euros, nuestra caja le permitirá recargar su vehículo eléctrico con toda sencillez. Además, gracias a nuestra aplicación podrá seguir en tiempo real su consumo eléctrico y optimizar así sus horas de recarga.